Mediona 2012, Dulce y Amargo

Todos sabemos que esto de las cervezas artesanales se está convirtiendo en un Boom de los grandes, tan grande que peligra en degenerar en un fenómeno como el de los Gintonics (Enlace1: El Tonto del Gin Tonic, Enlace2: ¡Arriba las manos! Esto es un Gin Tonic) o el de las Hamburguesas (Enlace: El Tonto del Gintonic ahora come Hamburguesas) . Esperemos que no caiga esa breva, al menos de esa manera. Pero creo que eso es tema para otro post…

Sin embargo, si hay algo que se podría considerar como 100% genuino y que mejora con los años es la Mostra de Cervesa de Mediona, un festival organizado por ALES Agullons que ya va por su 7ª edición.

Esta va a ser el relato de un festival que para mí ha sido dulce y amargo por diferentes motivos, y para ilustrarlo nada mejor que esta foto, una Madalena con forma de banquero de Bankia y una IPA300+ de Guineu.

Llevaba como 5 años con ganas de ir, pero siempre me encontraba con el mismo problema: Este festival tiene lugar en Sant Joan de Mediona, un pueblecito cercano a Vilafranca del Penedès, pero hace falta ir con coche… y siempre por pé o por pá me quedaba sin chófer.

Por suerte este año la organización contó con ello y organizó un servicio de taxis tal y como comenté en su día. Una buena idea para gente como yo que cada año le pasaba lo mismo (ahora no tendría excusa), así que ni corto ni peresoso reservé sitio para 4 a través del teléfono que menciono en el mismo post.

Llegamos a Vilafranca a las 11:15 y a que llegara la hora a la que quedamos para coger el Taxi (11:45). Poco a poco comienza a llegar personal con pinta de cervecero con intención de coger el susodicho taxi… llegué a contar unas 30 personas. “En lugar de un Taxi será un minibús” pensé yo. Cuán errado estaba… Nos encontramos con varias cosas:

  1. Sólo vino un Taxi con 8 pírricas plazas (para más de 30 personas que habían ahí esperando).
  2. Prácticamente nadie sabía que se recomendaba reservar plaza previamente, debido probablemente a que casi ninguna de las webs en las que se comentó lo del servicio de taxis hizo referencia a ello.
  3. El chófer no tenía listado alguno con los nombres de las personas que habían reservado (o por lo menos no lo usó en ningún momento). Vamos, que había que fiarse de la palabra de cada cual.
  4. Hubieron personas que se quedaron en tierra que (según decían) habían reservado plaza.

Vamos, en definitiva un caos. Por suerte cogimos el taxi y llegamos a Sant Joan de Mediona sin problema. Y por suerte también a la vuelta parecía haber algo más de coordinación y control en este aspecto. Pequeño tirón de orejas a quien llevara esto sabiendo que el año que viene irá todo mucho mejor.

Y hasta aquí la parte amarga del Festival. Vamos a por la parte dulce.

Lo primero que nos encontramos nada más llegar al festival fueron unas paradas de artesanía a las que inicialmente no hicimos mucho caso (cosas de entrar en modo Berserker Cervecero).

Una vez dentro del recinto nos encontramos con todo lo necesario para poder sobrevivir a lo largo de la jornada (comida, bebida y música). Habiendo más espacios destinado a la comida hacia la zona de la entrada y concentrándose los de bebidas más hacia el interior.

Lo primero que te dan cuando entras a un festival de estos es lógicamente un vaso muy bonito (como en el que podéis ver en la foto del cerdito) de 20cl. El vaso se vende por 1,5€… que es el mismo precio al que luego se ofrecen la mayoría de las cervezas del certamen (entre 1,5 y 2€ generalmente, según lo que pidas).

Entre los locales de comidas cabía destacar el de Montse Virgili que nos ofrecía bocadillos de su archiconocido Jamón fresco al horno que seguro que habrá degustado todo aquel que alguna vez haya visitado la Masia de Agullons con motivo de alguna cuchipanda.

Bocata en cuestion

También pudimos degustar la extraordinaria comida asiática del Bar Mosquiito así como unas ricas empanadas de patata rellena de carne (cómo se llamará…?) en un chiringuito de comida latinoamericana. Todo a buen precio.

En cuanto a la bebida había mucho entre qué elegir. Como ya comenté antes, este año había un total de 42 elaboradores de cerveza presentes en el festival donde la mayoría, por no decir todos, de ellos presentaban varias cervezas nuevas para el festival. Sólo hace falta saber multiplicar un poco para darnos cuenta de a qué nos enfrentamos.

Era sin duda un festival para descubrir, y eso es lo que intentamos hacer.

En mi caso particular comencé con una Guineu IPA300+ (la de la foto del cerdito) que resultó ser, como era de esperar, extremadamente amarga pero sin ser una bomba de alcohol (o al menos eso me pareció). Voy a hacer una comparación arriesgada teniendo en cuenta que ambas son cervezas que sólo he probado una vez, pero por momentos me recordó a la Sink the Bismark de Brewdog, salvando muchos detalles, claro está…

Luego fuimos al stand de Homosibaris, donde degustamos las dos propuestas de ellos (Sants IPA Nugget y Sants Special Bitter) así como la cerveza de los chicos de Gothia Luna, que nos dieron a probar una IPA de potencia aromática colosal y nivel de alcohol muy contenido (5,8%) que dará mucho que hablar.

Seguimos y nos acercamos a los chicos de Zulogaarden. Donde probamos tres de sus novedades, la Cojo Manteka, la Black Magic Fan de Slayer Satanic Porter y la Strawberry Madness, resultándome la última de lo más extraña, aunque con el sabor a fresas bastante evidente al final, muy al final… Las otras dos tremendas, cómo no.
Y ya está. Luego fuimos picoteando un poco por aquí y por allá. Bebimos y hablamos un poco en el stand de Naparbier… muy simpáticos los chavales y muy bueno su producto, aunque llegados a una cierta cantidad de cervezas nuestra capacidad degustativa comenzaba a decaer. También pasamos por el Stand de Ales Agullons, cómo no, cuyas cervezas son ya clásicos dentro de panorama. Otros a los que también visitamos fueron a los Italianos de Stavio, el único participarte internacional del festival.

En definitiva, un festival redondo como las hamburguesa del Jazz… de 10! ¿Te lo perdiste este año? Pobre de tí como te lo pierdas el año que viene.

También hablan de la Mostra de Cervesa de Mediona en los siguientes weblogs:

Obsérvese las pocas cervezas que coinciden en las diferentes crónicas… ¡Habían tantas!

Por otra parte los chicos de CerveTV acaban de sacar ese magnífico reportaje sobre la Mostra de Mediona:

Mostra de la cervesa artesana de Mediona 2012 from CerveTV on Vimeo.

Nuestros espías aportan el “Making of” 😛

Para acabar el resumen que nunca debería faltar.

Lo bueno:

  • El mejor festival de todos. punto.
  • Mucha variedad
  • Buen ambiente!
  • Barato en comparación a otros eventos similares

Lo no tan bueno:

  • El servicio de taxis aún y siendo una gran (y necesaria) idea pecó de falta de previsión y coordinación
  • Se echaba de menos la presencia de más elaboradores extranjeros, en años anteriores hubo
  • No había tiempo material para probarlo todo!!!!

HomoSibaris: 14 Mayo 2012

Hacía mucho que no visitaba el local regentado por Guillem Laporta. Es uno de esos locales donde un puede ir solo sabiendo de antemano que siempre te encontraras con alguien conocido o por conocer.

Sabía que unos días atrás habían sacado una cerveza nueva, hecha por los propios dueños del local, la Sants IPA… y no resistí la tentación de salir del trabajo deprisa y corriendo para probarla.

Sin embargo, una vez in situ, me encontré con que la selección de barril era espectacular, no ciñéndose únicamente a la mencionada IPA.

Sigue leyendo